harta de tanta duda,
yo
de preguntarle al viento,

¿que dónde conocí a la luna?
¿yo?
¿que en qué coños ocupo el tiempo?
-En salir, beber, el rollo de siempre,
meterme mil rayas, hablar con la gente,
llegar a la cama y … ¡joder, que guarrada! sin tí.

Voy que ni toco el suelo y espantao hasta las nubes,
no sé si son tus besos o este tripi que me sube.
Ya no me acuerdo de na, que todo era de colores.
¿Dónde estarán los besos? – se los han quedado las flores.

Salir, beber, el rollo de siempre,
meterme mil rayas, hablar con la gente,
llegar a la cama y joder que guarrada sin tí,
y al día siguiente…

Y al llegar a casa me saludan:
-¡oye!, ¿dónde vas cabrón?, ¿dónde te has metido?
-te aseguro que no he estao de más, que no he perdido el tiempo,
que lo he gastado en:

Salir, beber, el rollo de siempre,
meterme mil rayas, hablar con la gente,
llegar a la cama y joder que guarrada sin tí,
y al día siguiente…

*Para algunos vivir es galopar
un camino empedrado de horas,
minutos y segundos.

Yo más humilde soy
y sólo quiero que la ola que surge
del último suspiro de un segundo,
me transporte mecido
hasta el siguiente*

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.

Archivos
Categorías

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR