La guardo al fondo entre amor acorralada.

La paciencia mi voz y mi aliada, mantiene al margen tu vida y tus palabras,
ya no me afecta de analizar la rabia.
En tinta escupo, todo lo que haga falta,
el mal restauro,
tus gritos me hacen llagas,
si soy pasivo me alegro por tus prisas.

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.

Archivos
Categorías

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR